Un no cuento de Navidad

Ahora hace un año todo se aguantaba por un hilo. Sus lenguas, antes capaces de bailar unidas entre salivas hambrientas, ahora sólo se movían para el reproche. Sus ojos, los mismos que trenzaron futuros indestructibles entre miradas silenciosas, ahora se evitaban. Para sus cuerpos, la cama había perdido cualquier otro sentido que no fuera el de dormir con la rabia reclamando más rabia.

Me vino a ver y se me sinceró. Estaba en el momento del gran salto al vacío, en el que las emociones razonadas empujan mientras el halo de algún recuerdo bello deja un último resquicio a la esperanza.

“No se merece nada pero, aunque sea lo último, algo tendré que regalarle”, me dijo.

No salió a comprar. Nos quedamos en casa y le ayudé a escribir una carta.

“Sabes que posiblemente esta sea nuestra última Navidad juntos. Te pensaba regalar un abrigo, pero he cambiado de idea. Con esta carta te doy todo el tiempo que necesites para que me confieses, con respeto, lo que de mí te molesta y, también, lo que te gustaría tener y que jamás dijiste. Además, te regalo una hora diaria para acompañarte, tratar de comprenderte, y analizar juntos lo que nos unió y lo que hoy nos separa. Te regalo mi último tiempo, el que dejé de tener para abrazarte, el que dejamos de tenernos para construir… ¿Estamos a tiempo?”

Hace un mes los vi. Estaban radiantes.

A todos los que les queda un punto de calor para reencontrarse, ¡felices fiestas!

Ángela Becerra, 19/12/2006

Para ver el artículo en su contexto orginal: haz click aquí

Su blog actual en adn.es : aquí

Anuncios

3 Comments

  1. ¡¡Como me gusta tu blog!!
    Muy chulo el artículo, y los anuncios son de mis favoritos…Bueno guapa sigue así, ójala tuvieras tiempo para escribir todos los días; pero bueno soy de las que opina que es mejor la calidad que la cantidad, así que…
    Un besito muy fuerte!!!

  2. Gracias anonimo!!
    Yo también soy de las que creen que es más importante la calidad; así que la mayoría de las veces que actualizo es cuando veo algo que de verdad me gusta y me hace pensar.

    También acepto sugerencias para poner en el blog: temas, artículos, fotos… cualquier cosa!!!

    Un beso!!

  3. Angela Hermosa, he leído todos tus textos, igual tus publicaciones en el díario. Me encantan.
    Ahorita estoy por terminar Ella, que todo lo tuvo y me llamó la atención el concepto del reloj de arena que guarda todo el tiempo del mundo. Acostado, es lo que le falta…
    Un beso. PD. Tus ojos es un disturbio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s