Urge reír

Smile

Al 2008 sólo le queda una semana para ser historia. Y la historia, como todo pasado, o pasa o pesa.

Para el olvido quedarán horas, fragmentos de semanas y jirones de meses. Muchos transcurrieron con vocación de olvido e insolvencia de futuro, entre alegrías de tercer nivel y risas volcadas en desnivel.

Para el sinsabor efímero quedarán los errores, desvíos y desvaríos propios y ajenos, esos que estallan cuando se descontrolan los cerebros triplicando las adrenalinas.

Para el recuerdo próximo quedarán besos saboreados, mentiras disfrazadas, amistades puntualmente potenciadas y alegrías ingenuamente maquilladas.

Para siempre quedará lo irrepetible que se niega a despedirse, porque más que recuerdo es presencia que se funde en nuestra esencia.

¿Y el 2009?

Ese, antes de llegar ya viene pregonando constancia en problemas, carencia en euforias y tristeza en alegrías. ¡El muy jodido, malvado viene!

Por eso habrá que esperarlo sin pestañear, mirándole fijamente a los ojos, con cabeza alta, tesón solvente y alegría descarada. Siendo conscientes de que, por mucho que se lo crea, en dos cosas fracasará: ir contra la solidez que dan las más íntimas convicciones y contra la incontestable energía que nos regala la risa.

El 9 va a ser año de resistencia. Para fortalecerse, nada mejor que potenciar las convicciones y desmelenar el humor.

Texto de: Ángela Becerra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s