MATCH POINT

[Nota Informativa: Para ver los artículos más actuales podéis ver y seguir mi otro blog: NO ES UN DÍA CUALQUIERA. En este blog actualizaré cada día y después de una semana de la publicación de los posts, los pasaré a este blog.]


Nota: Este artículo tiene ya su tiempo. Lo recorté en septiembre del 2007 y para poneros en ambiente justo había sido la final de baloncesto del Eurobasket: España-Rusia. No sé si os acordaréis…
Pero aunque sea ya un poco viejo, me apetecía sacarlo a la luz otra vez y compartirlo de nuevo. Ahí va:



Woody Allen lo plasmó maravillosamente en Match Point: el momento en el que la bola de tenis queda en equilibrio imposible sobre la red, y durante unos segundos duda entre atravesarla y sentenciar, o quedarse en el propio campo.

Cuando Pau Gasol lanzó la última pelota a canasta, ese instante duró mucho más que el tiempo que marcaba el cronómetro. Sin necesidad de repeticiones televisivas, descripciones o gráficos, cualquiera que viera ese tiro puede reproducirlo mentalmente a cámara lenta. El balón voló, coqueteó con la canasta, y de repente, como si tuviera vida propia, se rebeló y decidió no entrar. Así dibujó la línea que separa el glorioso triunfo de la amarga derrota, por tirar de los tópicos que tan fácil nos hacen la vida a los periodistas. Un punto, una décima, un segundo: la vida de los deportistas está marcada por el tiempo y la medida, y a veces es el azar el que ensalza o desprecia largas horas de esfuerzo.

El común de los mortales lo tenemos más difícil para identificar el momento exacto en el que la vida nos cambió para siempre. Salvo un accidente, una enfermedad o el gordo de la lotería,tenemos que rebobinar para saber si fue esa palabra que dijimos de más, o quizá la que no llegamos a pronunciar; si fue un gesto que no llegó a tiempo; o si fue la pereza o la ansiedad las que nos empujaron a actuar demasiado tarde o demasiado pronto. Necesitamos perspectiva, y aun así, no siempre sabremos si fue el azar el responsable de todo lo que pudo haber sido, pero no fue.

Autora: Montserrat Domínguez
Leer artículo original: adn.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s