Pide un deseo

julio 20, 2009 at 6:27 pm 6 comentarios

diente-de-leon

Cierra los ojos… un, dos, tres… y sopla… ffffffffuuuu. Apagadas las velas, hemos encendido el primer deseo. Así nos enseñaron y así aprendimos. Desear se ha convertido en motor de existencia, insistencia, y también de infinita fuente de frustraciones. Vamos deseando material, espiritual y carnalmente lo habido y por haber. Aristóteles lo dijo: “El hombre es una inteligencia deseante o un deseo inteligente”; y también Spinoza: “La esencia del hombre es el deseo”.

Estamos, pues, llenos de deseos. Pareciera que sin ellos la vida no fuera posible. Eslabón tras eslabón, vamos haciendo de nuestros días una cadena de apetencias, y nos agarramos con uñas y dientes a ellas, tratando de buscarle sentido muchas veces hasta al sinsentido; porque estamos convencidos de que si no existieran, caeríamos en el oscuro pozo de la monotonía y vacuidad.

El deseo siempre busca su premio: la satisfacción y si es inmediata, mejor. Se trata de bloquear la entrada al aburrimiento como sea. Se trata, en definitiva, de no enfrentarnos a nosotros.

Ya lo dijo Marina: “Luchar contra los deseos y los placeres no es enfrentarse al maligno, sino medirse con uno mismo”. Tratar de reconciliarse con su génesis; con esa rara avis que es la paz: el fundamento del bienestar. No temamos no desear. Seguramente al hacerlo, estaremos vacunándonos contra la ansiedad.

Piensa un deseo… y te convertirás irremediablemente en el esclavo de él.

Autor: Ángela Becerra

Anuncios

Entry filed under: Ángela Becerra, Frases y citas. Tags: , .

Hibi no neiro – Sour Mira y disfruta …

6 comentarios Add your own

  • 1. Marian  |  julio 23, 2009 en 6:34 am

    ¿Con qué acciones sueles pedir un deseo?

    Hay de las más variopintas, una vez me contaron que si veía una matrícula de coche que fuese capicúa tenía que pedir un deseo.

  • 2. kritita  |  julio 23, 2009 en 6:36 am

    De pequeña nos decían que si se te caía una pestaña y si de un golpecito la lograbas pasar de una mano a otra se te cumplía el deseo que habías pedido antes….

  • 3. sam  |  septiembre 6, 2009 en 12:55 am

    a mi me han enseñado a pedir deseos por casi todo… Cuando vamos en el carro y pasamos bajo el puente donde pasan las vias del tren y coincide que el tren va pasando justo cuando nosotros pasamos debajo de el en el carro, siempre grita mi papa “pidan un deseo” , él, mi madre, mis hermanos y yo levantamos una mano y con ella tocamos el techo del carro, cerramos los ojos y aguantaos la respiracion, y pedimos un deseo… no se si hacerlo me ate a el y de cierta manera me haga infeliz por no poder hacer realidad mis deseos pero aun asi me gusta hacerlo porque me gusta soñar y es divertido… una sonrisa que estes bien (:

  • 4. Jade  |  abril 9, 2010 en 6:12 pm

    Llegue hasta aqui buscando una imagen de un diente de león, jejeje y me quede a leer tu post…. y si creo que tienes mucha razón… las estrellas fugaces, las velas de cumpleaños (como bien mencionas), las monedas en la fuente… etc, etc. siempre hay un buen pretexto para hundirnos en un mar de deseos… Y asi vamos por la vida deseando no desear!

    En fin…. que estes muy bien! 😀

  • 5. Josep  |  abril 28, 2010 en 10:23 am

    Ya hice la foto, como hasta ahora sólo tenía que colgarla en el blog http://www.josepmavi.blogspot.com. Quería acompañarla de palabras sobre los deseos y navegando, navegando encontré tu post. ¿y ahora que escribo si ya te has adelantado?. Tu texto va mucho en la línea que a mi me gusta publicar, que bueno!
    ¿será verdad que ya está todo dicho?

    Un saludo

  • 6. gabriela  |  marzo 1, 2011 en 3:30 am

    Angela me parece un poco racional tu pensamiento.
    Un deseo para mí no es una atadura, mucho menos refleja una insatisfacción, un deseo es adentrarte nuevamente con tu niño, cerrar lo ojos y creer en algo firmemente, algo tan tonto como soplar o ver una estrella fugaz, muchas veces sabemos que no se hará realidad, o incluso ni siquiera pensamos si es posible o no, muchas veces olvido el deseo que pedí, ¿pero que importa? ¿pedimos deseos por el hecho de que se cumplan? o más bien para sentir por un momento el poder divino de hacer algo o convertir algo y salir un segundo de ese estado limítrofe en el cuál no encierra la humanidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


¿Quién soy?

Soy fan de Amélie. Me gusta sonreir e ilusionarme por las pequeñas cosas, terminar todos los libros que empiezo. Colecciono frases. Me gusta ver las estrellas y los fuegos artificiales. Intento ver el vaso siempre medio lleno, aunque a veces no lo consiga y lo tengan que llenar por mí. Esa soy yo. Disponible en: kritita_05@yahoo.es
Nunca abandones tus sueños, solo ellos te harán volar.

Calendario

julio 2009
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Entradas recientes

Premios 20Blogs

Blog Stats

  • 48,362 hits

Páginas


A %d blogueros les gusta esto: